12
Ago

Evita que la humedad dañe tus muebles

La humedad es un enemigo a vencer para mantener nuestro hogar en perfectas condiciones, tanto estructurales como estéticas, evitando las manchas que generan mal aspecto y olores desagradables.

La humedad no solo afecta las paredes, también suele hacerse presente en los muebles, cajones y cuanto rincón haya en el hogar. Para evitar daños presentes y futuros, te presentamos una forma efectiva de proteger tu casa de este mal.

Un elemento que puedes utilizar en la batalla contra la humedad es el sílice. Son cristales pequeños, de color blancuzco, que puedes disponer en contenedores o recipientes perforados, para que atrapen la humedad sin poner en peligro a los pequeños, las mascotas o las prendas y objetos almacenados.

Cuando adquirimos calzado, bolsos o carteras vemos que dentro de las cajas vienen pequeños sobres con un granulado. Este es nada menos que el sílice. Puedes aprovechar estos pequeños sobres o bien adquirirlo en droguerías, ferreterías y hasta en algunas casas de construcción.

Si lo compras a granel puedes diseñar pequeños sobres con tela de gasa o de pañal, o también con papel que permita la ventilación, como papel sanitario o tissue.

Otra forma de utilizarlo es colocándolo en pequeños vasos de yogur, sobre el cual debes hacer algunas perforaciones en la tapa o en su extremo superior. Esto facilitará la ventilación e ingreso de la humedad directamente hacia los cristales.

Aunque es posible colocar los cristales de sílice directamente en un plato u otro objeto abierto para combatir la humedad, esta no es la mejor idea. Dejarlo en un contenedor abierto podría facilitar que los niños o los animales entren en contacto directo con él, o también que se derrame y los cristales pierdan su efectividad.

Esta misma técnica puedes ponerla en práctica con granos de arroz o con talco común y colocarlos dentro de clósets y roperos. Sin embargo, los cristales de sílice serán por mucho más efectivos a la hora de combatir la humedad, tanto de los muebles, como del ambientes, ya sea en grandes o pequeños espacios.